FacebookTwitter

 

Historia

Carlos Arturo Gianantonio (1926-1995), Maestro de la Pediatría Argentina

María Agustina Luján González, Pablo Young

Revista Fronteras en Medicina 2017;(1):0022-0027 


Carlos Arturo Gianantonio nació el 19 de agosto de 1926 en la localidad de Martínez, partido de San Isidro, provincia de Buenos Aires, Argentina. Fue un ser humano de cualidades excepcionales, que destacó con su humildad y ética. Cualidades que se vieron reflejadas en su vocación, médico pediatra egresado de la Universidad de Buenos Aires, creador de la primera Residencia Pediátrica de nuestro país. Fue director del Hospital de niños “Ricardo Gutiérrez”, investigador científico del CONICET, profesor honorario de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, miembro fundador y presidente de la Sociedad Latinoamericana de Investigación Pediátrica, entre otros logros en su vida profesional. Entre sus grandes aportes a la investigación pediátrica se encuentran las primeras publicaciones sobre síndrome urémico hemolítico (SUH), y numerosos trabajos científicos de diversas especialidades. Recordado por muchos, se conmemora el 19 de agosto el Día Nacional de la Lucha contra el SUH, en su honor. Falleció en Buenos Aires el 21 de octubre de 1995.


Palabras clave: investigadores argentinos, maestro, nefrología, síndrome urémico hemolítico, historia de la medicina, pediatría,

Carlos Arturo Gianantonio was born on August 19, 1926 in Martínez, San Isidro, province of Buenos Aires, Argentina. He was a humanitarian person with exceptional qualities, who was highlighted by his humility and ethics. Qualities that were reflected in his vocation, Doctor Pediatrician graduated from the University of Buenos Aires, creator of the first pediatric residence in Argentina, Director of Children's Hospital “Ricardo Gutiérrez”, Scientific Researcher of CONICET, Honorary Professor of the Faculty of Medicine of the University of Buenos Aires, founding member and president of the Latin American Society of Pediatric Research, are just some of the achievements of his professional life. Among his great contributions to pediatric research are the first publications on Hemolytic Uremic Syndrome, and numerous scientific papers from various specialties. Remembered by many, the National Day of the Fight against the HUS is commemorated on 19 August in Argentina in his honor. He died in Buenos Aires on October 21, 1995.


Keywords: argentine researchers, master, nephrology, hemolytic uremic syndrome, history of medicine, pediatrics,


Los autores declaran no poseer conflictos de intereses.

Fuente de información Hospital Británico de Buenos Aires. Para solicitudes de reimpresión a Revista Fronteras en Medicina hacer click aquí.

Recibido 2017-02-02 | Aceptado 2017-03-22 | Publicado 2017-03-31

Figura 1. Carlos Arturo Gianantonio. En: Experiencia docente innovadora 25° Aniversario de la Cáte...

Figura 2. Carlos Arturo Gianantonio con los Miembros de las Comisiones Directivas de la SAP. En: Exp...

Figura 3. Sello Conmemorativo de Carlos Arturo Gianantonio. Consultado el día 20/11/16.

Figura 4. Plaza de los niños, Dr. Carlos Arturo Gianantonio. Consultado el día 20/11/16.

 

Introducción

 

Es pertinente decir que la Pediatría mundial y Argentina tuvieron un antes y un después de los aportes del médico pediatra argentino Carlos Arturo Gianantonio (Figura 1). Sus intereses no se limitaron al mero conocimiento científico, fue gestor y procurador de un modelo holístico en el accionar del médico pediatra, brindando una visión integradora del vínculo familiar. En 1955, el pediatra suizo Conrad Gasser (1912-1982) realizaría la primera descripción del síndrome hemolítico urémico, en un número limitado de pacientes. Gianantonio describiría, a partir de 1957, el síndrome urémico hemolítico (SUH), una afección infantil de elevada mortalidad en Argentina, país que presentó la más alta incidencia de esta patología. Así, extendería y ahondaría los aportes originales de Gasser, realizando una magistral investigación, desarrollando así la comprensión del cuadro clínico, pronóstico y tratamiento del SUH que transciende hasta el presente.

 

Carlos Arturo Gianantonio

 

Nació el 19 de agosto de 1926, en la localidad de Martínez, partido de San Isidro, provincia de Buenos Aires, Argentina. Descendiente de florentinos, hijo de Arturo Gianantonio y Ana María Donati, realizó su educación primaria en el Colegio Castro Murita de Belgrano y finalizó sus estudios secundarios en el Colegio Salesiano Santa Isabel, donde obtuvo medalla de oro en 19431,2.

A principios de 1944 ingresó en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. Esta época es fructífera para la ciencia nacional; tres años más tarde, en 1947, Bernardo Houssay, junto a Carlos F. Cori y Gerry T. Radnitz, recibiría el Premio Nobel de Fisiología y Medicina (compartido) por los trabajos de la influencia del lóbulo anterior de la hipófisis en la distribución de la glucosa en el cuerpo. A partir de 1946 realizó las prácticas pertinentes en los Hospitales de Tigre, Clínicas, Pirovano, Argerich y especialmente en el Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez”; en total fueron ocho los años en que realizó prácticas en el lugar donde iniciaría su carrera hospitalaria años más tarde, él creía en el aprendizaje presencial. Años después, en el acto de su incorporación a la Academia Nacional de Medicina diría: “La búsqueda del hombre y sobre todo del hombre niño, a lo largo de muchos años, quizá demasiados, culminó en el Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez”. En él entré deslumbrado y lleno de turbación cuando adolescente, y maduré en él como persona y como pediatra”2. En 1953 obtuvo el Premio Guillermina de Oliveira César de Wilde al mejor estudiante de todos los hospitales de la ciudad de Buenos Aires, distinción que se otorga cada cinco años. Terminó sus estudios universitarios el 5 de julio de 1954, con un promedio final de 9.25, recibiendo diploma de honor.

En 1955, a los 29 años, recibe una beca en el St. Christopher’s Hospital for Children de Filadelfia, Penssylvania, en el servicio de Pediatría a cargo de Waldo Emerson Nelson (1898-1982), uno de los fundadores de la pediatría norteamericana, quien diría en una conferencia realizada en la Argentina: “Durante su residencia, yo le enseñé a Gianantonio; desde entonces, Gianantonio siempre me enseñó a mi”3. En sus años en Estados Unidos destacaría sobre el equipo de salud por su metodología observadora; lo cual le proporcionaría el nombramiento de Asistente de Jefe de Residentes de dicho hospital.

 

Carrera hospitalaria

 

Realizó inicialmente su carrera hospitalaria en el Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez” entre los años 1957 y 1977, obteniendo la Dirección del Departamento de Medicina del Hospital en 19761,2.

Al retornar a la Argentina busca introducir al sistema médico las innovaciones obtenidas en Estados Unidos, como la evaluación hidroelectrolítica y exploración renal. Comienza a trabajar junto a un grupo de colaboradores en la Sala I de Clínica Pediátrica, bajo la jefatura del Doctor Raúl Maggi, una nueva técnica, la hidratación intravenosa, que reemplazaría a la subcutánea utilizada en esos momentos1. Priorizó la nutrición del niño hospitalizado y la contención afectiva del paciente, abrió la primera sala de juegos para los niños internados4. Consiguió nuevos enfoques en el cuidado de los pacientes pediátricos, con destacada respuesta positiva en su evolución. Diseñó un sistema de capacitación profesional, el cual se vio reflejado en la creación de la primera Residencia Pediátrica de Argentina, en el Hospital de Niños de Buenos Aires “Ricardo Gutiérrez” e incluyó la presentación de pacientes, ateneos y búsquedas bibliográficas. Esta iniciativa formativa de posgrado se extendería luego a todo el país. En 1959 fue miembro fundador del Subcomité de Residencias Médicas de la Asociación Médica Argentina. El Doctor Reynaldo Bruquetas resaltó el período laboral que tuvo con Gianantonio de la siguiente manera: “Lo caracterizaba su sed insaciable por la ciencia médica pediátrica, pero, sobre todo, el sentido humanista con que aplicada sus conocimientos […] el gesto adusto que a veces ponía para tratar de disimular su amor entrañable se contraponía con la ternura reflejada en su mirada ante la presencia de los pequeños”5.

En 1958 ingresó en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas, CONICET, desempeñando primero el puesto de Becario de Investigación, y luego accedió al cargo de Investigador principal de la Carrera de Investigador Científico, donde permaneció entre los años 1958 y 1970. Es en este período que identificó el SUH, realizando las pertinentes investigaciones que concluirán en la publicación de sus primeros trabajos en 1964 en el Journal of Pediatrics en colaboración con Margarita Vitacco, Javier Rutty, Fernando Mendilaharzu, Guillermo Gallo, y Ernesto Sojo6.

Durante la presidencia de Arturo Frondizi, en el año 1960, participaría vivamente en la creación del Instituto Pediátrico Social del Noroeste, en la provincia de Santiago del Estero, Argentina. Cambios deterministas en el gobierno, determinarían su cierre y darían un nuevo rumbo a la carrera hospitalaria de Gianantonio.

Fue miembro fundador de la Sociedad Latinoamericana de Investigación Pediátrica en 1962, tuvo un período de presidencia en la misma desde 1962 a 1964.

En el año 1970 fue designado Director del Centro de Estudios Pediátricos del Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez”, donde se orientó a la problemática nutricional y metabólica de los pacientes pediátricos. Además, fue secretario científico del XIV Congreso Internacional de Pediatría en Buenos Aires, Argentina en 1974.

Se desempeñó como Director del Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez” hasta 1979 cuando presentó su renuncia, ante las discrepancias con las nuevas autoridades del Hospital, fomentada por una persecución política gestada por el intendente Osvaldo Cacciatore (1924-2007), quien impondría en la dirección del Hospital al Doctor Rothberg. Terminados los cinco años de la dictadura militar que viviría Argentina, retornó al Hospital simbólicamente con una ceremonia en su honor.

Es en el Hospital Italiano de la Ciudad de Buenos Aires donde generaría nuevas bases. Fue nombrado Jefe del departamento de Pediatría, puesto que mantuvo hasta su fallecimiento. Durante su estancia en el Hospital Italiano, profundizó en el ámbito de investigación y creó un Comité de Ética en el Departamento de Pediatría, el cual fue modelo para otras instituciones médicas2,7.

El veintidós de mayo del año 1979 fundaría la Asociación para el Futuro del niño (FUNI), la cual es una asociación sin fines de lucro, creada con el fin de colaborar con médicos pediatras en la prevención y el tratamiento de enfermedades complejas de la niñez y apoyar la educación médica y la investigación científica. La asociación define la filosofía pediátrica de Carlos Arturo Gianantonio como una formación integral que articula lo científico, psicológico, antropológico social y comunicacional, en tanto un pediatra siempre esté en contacto con familias de diversos estratos sociales y culturales.

Desde 1981 a 1984 fue vicepresidente de la Asociación Latinoamericana de Nefrología Pediátrica.

A partir de 1984 ejerció la presidencia de la Sociedad Argentina de Pediatría, hasta 1987 (Figura 2); su mandato propagó el prestigio nacional e internacional de aquella. Algunos de los logros durante su gestión fueron el aumento del número de socios y la multiplicación de las actividades científicas. Realizó la 27° Jornada de Pediatría en Rosario, provincia de Santa Fe, con tema central “El niño y su ecología”. Reincorporó al Profesor Doctor Florencio Escardó a la Sociedad Argentina de Pediatría en carácter de Miembro Honorario Nacional. Propuso al Ministerio de Salud la creación de una Comisión Nacional para la promoción de la lactancia materna. Se aprobó el programa de Educación Médica Continua. En colaboración con la Sociedad de Obstetricia, se realizó el Segundo Congreso Argentino de Perinatología. Designó como Director Ejecutivo de la Sociedad Argentina de Pediatría al Doctor Oscar Anzorena. Junto a la Sociedad Argentina de Cardiología, organizó el primer congreso de Cardiología Infantil. Se aprobó en conjunto con la American Academy of Pediatrics un documento sobre los medicamentos de venta libre. Fuera de su período presidencial presidió la organización de Jornadas como “La nueva morbilidad”, “La pediatría del siglo XXI”, donde trató temas como maltrato, abuso sexual, accidentes, deserción escolar y trastornos del aprendizaje, buscando concientizar sobre los nuevos problemas de la pediatría en el mundo1,2,5.

Entre los años 1984 y 1987, asesoró a las autoridades nacionales y municipales para la organización y apertura del Hospital Pediátrico “Juan P. Garrahan”.

En 1987 fue nombrado Profesor Honorario por la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires.

El 20 de julio de 1989 fue designado Académico Titular para ocupar el sitial N° 2 de la Academia Nacional Medicina.

Fue miembro de la Sociedad Argentina de Investigación Clínica y de varias instituciones internacionales, como la Academy of Pediatrics, la International Pediatric Association y la Society of Nephrology.

Falleció a los 69 años, en 1995. Antes de su desaparición física fue un formador de maestros e investigador innato, sus descubrimiento tienen impacto aún en tiempos actuales. Se destacó su ética implacable y humanidad frente a la práctica médica7.

En sus propias palabras: “Nosotros, los médicos, reaccionamos intensamente ante la enfermedad incurable y ante la muerte. Si bien nos hemos provisto de una falsa omnipotencia que nos sitúa aparentemente más allá de las fronteras humanos, somos en realidad simples profesionales, es decir seres humanos, afectados a una difícil tarea: aliviar el sufrimiento, el dolor y el temor de los otros. Hay múltiples evidencias de que cuando descubrimos una enfermedad que no podremos curar nos sentimos desamparados, tristes y hasta culpables. Las reacciones más frecuentes ante tal fractura de nuestra omnipotencia son la negación de estos sentimientos o el compromiso excesivo. En el primer caso, el más frecuente, aparece el síndrome del profesionalismo. Los hechos humanos y el drama mismo de la enfermedad de un niño determinado desaparecen, para transformarse en conceptos técnicos o abstractos; un nombre del catálogo de enfermedades; una imagen radiológica o los detalles de una biopsia. Ciertos aspectos sacramentales de nuestro menester, como el desarrollo de una jerga propia una pseudofilosofía particular, un uniforme y otros atuendos, son meros síntomas de aquel síndrome. Con esto el médico calma su ansiedad, pero deja solo al paciente, desamparada la familia, y anulada la faz humana de su relación con ambos”8.

 

Síndrome urémico hemolítico

 

En la década del cincuenta surge una nueva patología de aparición progresiva pediátrica. Debido a las dificultades para encontrar la entidad nosológica, los tratamientos propuestos eran ineficaces y el pronóstico desfavorable con alta mortalidad. Se convirtió en la primera causa de insuficiencia renal aguda en lactantes y primera infancia. A pesar de su distribución mundial, la Argentina de los años cincuenta presentó la mayor incidencia.

Esta patología fue por primera vez descripta en 1955 con el nombre de Síndrome Hemolítico Uremígeno, por Gautier, Steck y Siebenmann1. Frente al estudio de cinco pacientes pediátricos, se describieron las manifestaciones clínico embrionarias, anatomopatológicas y hematológicas. Entre los hallazgos observados se encontraban hemólisis, nefropatía, trombocitopenia y convulsiones.

Carlos Arturo Gianantonio lideró un equipo de investigación del Servicio de Metabolismo y Nefrología del Hospital de Niños “Ricardo Gutiérrez” de la Ciudad de Buenos Aires. Este equipo, conformado por Margarita Vitacco, Javier Mendilaharzu, Fernando Mendilaharzu, Arnaldo Rutty, y Carlos Arturo Gianantonio, inició las investigaciones a fines de la década del cincuenta9.

Fue de vital importancia la observación clínica realizada por Gianantonio. Esta agudeza permitió que comprendiera la manifestación de una nueva enfermedad que se desarrollaba en lactantes previamente sanos. Sus primeras observaciones sobre las manifestaciones clínicas incluían fiebre, vómitos y diarrea, frecuentemente sanguinolenta, como signos iniciales. Estos eran precedidos por dos a seis días de melena y hematemesis, oliguria, palidez creciente, somnolencia, hipertensión arterial, estupor y la resolución final en insuficiencia renal aguda o coma, con una mortalidad de 39,2%. Estas observaciones se realizaron en 41 pacientes con insuficiencia renal aguda, de los cuales 28 fueron catalogados con síndrome urémico hemolítico, por las similitudes en las manifestaciones clínicas descriptas por Gasser en 1955. Estas observaciones fueron publicadas en 1962 en The Journal of Pediatrics, como Acute renal failure in infancy and childhood6.

En 1964 son reportados 43 casos en Norteamérica, Europa, África y Australia9. Ese mismo año Gianantonio y equipo realizan su segunda publicación, que cuenta con el seguimiento de 58 pacientes en un período de seis años, y es el estudio más grande hasta ese momento10. Los resultados realizaron aportes a la comprensión fisiopatológica de la enfermedad, la edad promedio de presentación, la ausencia de afección renal previa y descartó la relación con la glomerulonefritis aguda. Un importante descubrimiento fue descartar las condiciones sociales sanitarias con la posibilidad de adquirir la enfermedad. Se relacionaron los diferentes grados de compromiso renal hallados en la anatomopatología como distintas expresiones de una misma enfermedad y no por entidades nosológicas diferentes. Con estos nuevos conceptos, se adecuó un tratamiento a los hallazgos bioquímicos y hematológicos, consiguiendo el descenso de la mortalidad a un 50% entre los años 1955 y 1959, y posteriormente al 7,5% en 196211. A pesar del descrédito de la comunidad científica, Gianantonio demostró que el SUH era un trastorno vascular sistémico con predilección por el riñón y no una patología renal pura.

En los años siguientes las investigaciones se basaron en aislar el agente infeccioso correspondiente a la patología. Finalmente, en 1963, un grupo de investigación integrado por Gianantonio, Norma Mettler y Armando Parodi logra aislar el virus Portillo, antigénicamente relacionado con el virus Junín, en la sangre de pacientes con SUH, creyendo encontrar la posible etiología viral12. Años más tarde esta teoría sería descartada, por el hallazgo de la asociación entre el SUH y la verocitotoxina producida por la Escherichia coli en la materia fecal. La etiología bacteriana del síndrome se confirma en el año 1983 por Mohamed Karmali13. En 1985, Gianantonio logra demostrar en el Hospital Italiano de Buenos Aires la relación de la verotoxina libre en materia fecal y el SUH, descripto por Karmali13. Otro aspecto relevante fue la presentación en el VI Congreso Argentino de Nefrología de esta asociación etiológica y los anticuerpos neutralizantes antiverotoxina en sangre periférica14.

En el año 1968 publicó junto a su equipo una actualización de la publicación realizada en 1962, incluyendo la evolución renal de 76 pacientes luego de la fase aguda, aportando una mejor comprensión del pronóstico de la enfermedad15. Demostró que la severidad del episodio agudo se definía por la duración de la oliguria. Incluyeron la descripción de insuficiencia renal crónica por SUH y su manifestación clínica ante la persistencia de hipertensión arterial en conjunto con una disminución de la función renal.

Además de las contribuciones al SUH, Carlos A. Gianantonio introdujo en la Argentina la modalidad de diálisis peritoneal intermitente. Esta logró reducir la mortalidad de pacientes pediátricos que presentaban casos de insuficiencia renal aguda de presentación atípica. Como miembro del CONICET, publica con colaboradores en 1973 su experiencia con esta modalidad de diálisis en 7 pacientes, de los cuales 6 poseían SUH con fracaso de respuesta al tratamiento conservador16. Describe detalladamente el procedimiento, las complicaciones y da relativa importancia al inicio precoz de esta terapéutica. Bernard S. Kaplan, autor de Hemolytic Uremic Syndrome and Thrombotic Thrombocytopenic Purpura consideró que la publicación de 1973 fue uno de los aportes más importantes sobre el SUH: “No one in the world has seen and treated more cases of HUS than Carlos Gianantonio from Buenos Aires, Argentina. His contributions are all the more noteworthy when one takes into consideration the difficult circumstances under which he has worked and studied. Everything was in short supply-facilities, money, contact with the outside world. Indeed, for a time, he was unable to have access to current medical journals. His significant contributions, which now span nearly 30 years, were made despite a very heavy working load as a pediatrician”17.

A pesar del desuso actual de la terapia con anticoagulantes, el 1973 Gianantonio, Sánchez Ávalos y Vitacco realizaron una investigación frente al tratamiento con heparina y dextrán, concluyendo que no era beneficioso por los riesgos de severas complicaciones hemorrágicas18. Willem Proesmans, en Bélgica, obtendría eficacia mayor en su estudio con una tasa de sobrevivencia aceptable.

Ese mismo año realiza una segunda publicación donde describe las características clínicas y patológicas del episodio agudo del SUH en 678 pacientes del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. Esta publicación tiene la serie más larga estudiada en el mundo19.

 

Reconocimientos

 

1953. Premio Guillermina de Oliveira César de Wilde al mejor estudiante de todos los hospitales de la ciudad de Buenos Aires.

1986. Declarado Ciudadano Ilustre de la Ciudad de Buenos Aires, por el Consejo Deliberante de la Municipalidad de Buenos Aires, el 20 de octubre de 1986.

1989. La Academia Nacional de Medicina lo distingue como Miembro titular.

1993. Premio Konex. Ciencia y Tecnología. Diploma al Mérito en el rubro Medicina Interna y Especialidades Médicas.

1997. Se escribe el libro homenaje El mejor de los nuestros: Recordando a Carlos A. Gianantonio, por Daniel Gril, médico pediatra y neonatólogo20.

2002. Se emite sello postal conmemorando su labor como médico, distribuido por el Correo Oficial de la República Argentina (Figura 3).

Desde el año 2013 es conmemorada su fecha de nacimiento, 19 de agosto, como el Día Nacional de la Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico, declarado por el Congreso de la Nación Argentina en la Ley 2692621.

Son numerosos los espacios que rememoran a Gianantonio. Algunos de ellos son el Hospital Materno Infantil de San Isidro, el salón Auditorio de la Sociedad Argentina de Pediatría, la Fundación Carlos Gianantonio del Hospital Italiano, incluso una plaza ubicada en la Sede Comunal N°12, Villa Pueyrredón, entre las calles Bolivia y Ladines (Figura 4)22.

Bibliografía

  1. Battolla J. Carlos Arturo Gianantonio y sus aportes al conocimiento del Síndrome Urémico Hemolítico: Revista Hospital de Niños 2014;56:45-8.

  2. Talamoni H. El Doctor Carlos A. Gianantonio. Pediatra. Homenaje a 10 años de su muerte: Artículo Intramed; 2005. Consultado el día 11/11/16.

  3. Marín G. Homenaje. Carlos A. Gianantonio. Elogio de la niñez: Medicina y Cultura, Suplemento mensual de Clínica; 2007. Consultado el día 11/11/16.

  4. Jankilevich A. Carlos Gianantonio en el 25° del Departamento de Pediatría del Hospital Italiano: Hospital y Comunidad; 2002. Consultado el día 20/11/16.

  5. Bruquetas RH. Un hombre extraordinario: Boletín Informativo Sociedad Argentina de Pediatría; 1995; 22. Consultado el día 20/11/16.

  6. Gianantonio CA, Vitacco M, Mendilaharzu F, Rutty A. Acute renal failure in infancy and childhood. Clinical course and treatment of 41 patients. J Pediatr 1962;64:660-78.

  7. Ceriani Cernadas JM. El Doctor Carlos Gianantonio. Arch Argent Pediatr 2015;490:113-9.

  8. Sociedad Argentina Pediatría. Arch Argent Pediat 1984;7:13-5.

  9. Battolla J. Carlos Arturo Gianantonio y sus aportes al conocimiento del Síndrome Urémico Hemolítico: Revista Hospital de Niños 2014;56:45-8.

  10. Gianantonio CA, Vitacco M, Mendilaharzu F, Rutty A. The hemolytic uremic syndrome. J Pediatr 1964;64:478-91.

  11. Gianantonio C. Cinco preguntas sobre el Síndrome Urémico Hemolítico; Revista del Hospital de Niños 1965.

  12. Mettler N, Gianantonio CA, Parodi AS. Aislamiento del agente causal del Síndrome Urémico Hemolítico. Medicina (BsAs) 1693;23:139-42.

  13. De Cristófano MA, Fayad A, Ferraris JR, Cortinez C, Ramírez J, Ascione A, Gianantonio CA. Síndrome Urémico Hemolítico de la infancia. Su relación con la presencia de verotoxina libre fecal. Arch Argent Pediatr 1986;84:339.

  14. Novillo A, Voyer L, Cravioto R, Freire M, Corti S, Castaño G, Wainstein R, Quadri B, Binsztein N. Asociación de citotoxina en materia fecal y antitoxina circulante en el SUH; VI Congreso Argentino Nefrología; 1986. Consultado el día 25/11/16.

  15. Gianantonio CA, Vitacco M, Mendilaharzu F, Gallo G. The hemolytic-uremic syndrome. Renal status of 76 patients at the long-term follow up. J Pediatr 1968;72:757-65.

  16. Gianantonio CA, Vitacco M, Mendilaharzu F, Rutty A, Mendilaharzu J. Diálisis peritoneal en niños con fallo renal agudo. Medicina (BsAs) 1963;23:93-101.

  17. Kaplan BS, Trompeter RS, Moake L. (Editors). Hemolytic Uremic Syndrome and Thrombotic Thrombocytopenic Purpura. New York: Marcel Inc.; 1992.

  18. Vitacco M, Sánchez Ávalos JC, Gianantonio CA. Tratamiento anticoagulante en el síndrome urémico hemolítico. Medicina (BsAs) 1970;1:76-7.

  19. Gianantonio CA, Vitacco M, Mendilaharzu F, Gallo GE, Sojo ET. The Hemolytic-Uremic Syndrome. Nephron 1973;11:174-92.

  20. Grill D. El mejor de los nuestros: recordando a Carlos A. Gianantonio. Fundación Sociedad Argentina de Pediatría; 1997. Consultado el día 11/11/16.

  21. Ley 26926, artículo primero. Información Legislativa. Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, 27 de noviembre 2013. Consultado el día 28/11/16.

  22. Plazas y Parques de Buenos Aires. En: http://plazas.faggella.com.ar/ Consultado el día 28/11/16

  23. Dr. C. Gianantonio. La Pediatría del Año 2000. En: https://www.youtube.com/watch?v=HLNrGnMPPzY.

  24. Dr. C. Gianantonio. El niño críticamente enfermo. En: https://www.youtube.com/watch?v=uQMw9hcUPBc.

  25. Marini MA, Mateos RJM. Experiencia docente innovadora. 25° Aniversario de la Cátedra de Pediatría. Universidad Nacional de la Plata. 2011.

Autores

María Agustina Luján González
Alumno de Medicina de la Pontificia Universidad Católica Argentina.
Pablo Young
Servicio Clínica Médica, Hospital Británico de Buenos Aires, Profesor Titular de Historia de la Medicina de la Pontificia Universidad Católica Argentina y Miembro de la Sociedad Argentina de Historia de la Medicina. Rep. Argentina..

Autor correspondencia

Pablo Young
Servicio Clínica Médica, Hospital Británico de Buenos Aires, Profesor Titular de Historia de la Medicina de la Pontificia Universidad Católica Argentina y Miembro de la Sociedad Argentina de Historia de la Medicina. Rep. Argentina..

Correo electrónico: pabloyoung2003@yahoo.com.ar

Para descargar el PDF del artículo
Carlos Arturo Gianantonio (1926-1995), Maestro de la Pediatría Argentina

Haga click aquí


Para descargar el PDF de la revista completa
Revista Fronteras en Medicina, Volumen Año 2017 Num 1

Haga click aquí

 

Esta revista es una publicación de

Hospital Británico de Buenos Aires

Ir al sitio de la Sociedad

Este articulo pertenece a la revista

Revista Fronteras en Medicina

Ir al sitio de la revista

Revista Fronteras en Medicina
Número 1 | Volumen 12 | Año 2017

Titulo
Carlos Arturo Gianantonio (1926-1995), Maestro de la Pediatría Argentina

Autores
María Agustina Luján González, Pablo Young

Publicación
Revista Fronteras en Medicina

Editor
Hospital Británico de Buenos Aires

Fecha de publicación
2017-03-31

Registro de propiedad intelectual
© Hospital Británico de Buenos Aires

Reciba la revista gratis en su correo


Suscribase gratis a nuestra revista y recibala en su correo antes de su publicacion impresa.


Asociaciones que publican con nosotros:

Meducatium repositorio de informacion cientifica
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@meducatium.com.ar | www.meducatium.com.ar

© Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.

La plataforma Meducatium es un proyecto editorial de Publicaciones Latinoamericanas S.R.L.
Piedras 1333 2° C (C1240ABC) Ciudad Autónoma de Buenos Aires | Argentina | tel./fax (5411) 4362-1600 | e-mail info@publat.com.ar | www.publat.com.ar

Meducatium versión repositorio 1.0.1.0.9 beta